Costa Rica requiere poner orden en portación de armas

Vera V. Solano Salazar, Departamento de Relaciones Públicas, Prensa y Protocolo
Asamblea Legislativa

31 de marzo del 2014 – La ciudadanía ante el aumento en la sensación de inseguridad ha optado por solicitar más permisos de portación de armas el problema es que muchas veces terminan en manos de los delincuentes.

Es por ello que legisladores de diferentes fracciones sostienen la necesidad de contar con una nueva ley que ponga orden tanto en la adquisición como en la portación de armas.

La reforma a la ley que se tramita en la Comisión Permanente Especial de Seguridad y Narcotráfico pretende precisamente establecer mayores controles en el manejo de armas y municiones, con lo que busca un cambio significativo en materia de seguridad ciudadana.

Un aspecto ampliamente analizado por los diputados es la falta de regulación en el sujeto, ya que la ley actual tiene como punto central el instrumento (arma), y no su poseedor.

Este vicio se corrige en el texto mediante el incremento de los controles referentes al poseedor, al tomarse en cuenta los antecedentes penales de quien pretende ser propietario de un arma, a lo cual se añade la necesidad de que el legítimo propietario posea conocimientos y destrezas que lo acrediten como un usuario responsable.

A esta medida se agrega la prohibición de portar armas a las personas que se le dicte medidas cautelares por parte de las autoridades judiciales.

El ministro de Seguridad Pública Mario Zamora Cordero quien respalda la reforma, aseguró durante su audiencia a la comisión que la nueva ley contribuirá a disminuir los homicidios en el país, por lo que manifestó la necesidad de aprobarla a la mayor brevedad.

Objeciones

En materia de armas y municiones el proyecto pretende brindar apoyo a las actividades deportivas, estableciendo que los competidores acreditados puedan poseer dos armas por cada categoría deportiva, lo cual les permite ejercer su actividad en forma adecuada y dentro de los parámetros de la ley.

Pero Rodrigo Carvajal Herrera, Presidente de la Asolación de Tiro al Blanco sostuvo durante su audiencia ante el grupo parlamentario que algunas disposiciones de la reforma “afectan seriamente lo que es tiro deportivo en el país, así como otras medidas que en lugar de mejorar la seguridad, más bien estaría fomentando el mercado negro y otro tipo de cosas.

Una de las objeciones que hizo esta asociación a la iniciativa tiene que ver con las limitaciones en la recarga, pues su presidente aseguró que “limitando la recarga no vamos a ganar nada; los delincuentes desgraciadamente no tienen una máquina de recarga en su casa, necesitan permisos, los insumos son sumamente difícil conseguirlos y hay que hacerlo a través de las entidades autorizadas”.

Uno de las nuevas modificaciones a ley vigente es que se incorpora el tema de las armas de colección, debido a los vacíos sobre este tema en la norma vigente, no existen registradas de las mismas, situación que se pretende solucionar permitiendo la existencia de armas coleccionables y creando así una cultura de legítimo poseedor responsable en sus titulares.

En materia de explosivos, se eleva a rango legal la obligatoriedad de una coordinación entre los Ministerios de Salud y Seguridad Pública y se incorporan conceptos avanzados especialmente en los de tipo pirotécnico, para llevar un control más estricto.

Con relación a las armas para defensa personal se instaura un incremento en las exigencias del examen de idoneidad, calificando al usuario por tipo de arma, al tiempo que se deja para la elaboración del reglamento los detalles de este nuevo examen.

Se incluyen también regulaciones en cuanto a las armas propiedad de las empresas de seguridad privada, cuya cantidad estará directamente relacionada con el número de oficiales inscritos ante la Dirección de Servicios de Seguridad Privada.

Dificultades en el trámite

Aunque legisladores de todas las fracciones coinciden en la necesidad de aprobar una nueva ley en esa materia, aseguran que las objeciones que hacen algunas de las partes afectadas dificultan su avance.

El presidente de la comisión Carlos Góngora Fuentes expresó que entre las objeciones que se le han hecho a la iniciativa esta lo que tiene que ver con la recarga de los casquillos, así como el marcaje.

La jefe de fracción de Acción Ciudadana e integrante de la comisión de Seguridad y Narcotráfico Carmen Muñoz Quesada, coincide en que difícilmente el proyecto podrá ser aprobado en comisión antes de finalizar sus labores el 30 de abril.

“Es un proyecto de ley importante y necesario, pero difícilmente será aprobado en la presente administración Hay grupos que adversan que el Estado tenga la potestad de otorgar los permisos para portar armas pues son del criterio que se puedan adquirir como un producto más en el mercado,” expresó.

Por su parte la congresista de Liberación Nacional Elibeth Venegas Villalobos sostiene también la necesidad de que el país tenga un registro y control de las armas.

Venegas Villalobos resaltó además la importancia de que los menores de edad no puedan asistir a los polígonos, pues no están preparados psicológicamente para ese tipo de actividades.

En caso de que los actuales legisladores no logren la aprobación de esta iniciativa, les quedará la tarea a los próximos congresistas quienes asumen sus funciones a partir del primero de mayo.

2014 Derechos Reservados Asamblea Legislativa