Aprueban ley que garantiza el buen uso de vivienda de interés social

Armando Alonso González, Departamento de Relaciones Públicas, Prensa y Protocolo.
Asamblea Legislativa.

23 de febrero del 2016 – Los diputados aprobaron hoy en su trámite de segundo debate, el expediente 19289 Ley para garantizar el buen uso de la vivienda de interés social, que pretende que los bienes de interés social que hayan sido financiados por el bono familiar no podrán ser arrendados.

Así mismo, el proyecto contempla que dichos bienes no podrán ser enajenados, gravados o arrendados, bajo ningún título, gratuito u oneroso, durante un plazo de diez años, contado a partir de la fecha en que se formalice en escritura pública el otorgamiento del subsidio. De igual forma, no se podrá́ cancelar el régimen de patrimonio familiar si no ha transcurrido dicho plazo.

Lo anterior con la salvedad de que se cuente con la debida autorización del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

El uso y el usufructo de estos inmuebles será́ exclusivamente de los miembros del grupo familiar que recibió́ el subsidio, salvo que se cuente con la autorización indicada otorgada a favor de terceros. El Registro inmobiliario cancelará, de oficio, la presentación de cualquier documento que no contenga esa autorización.

También se establece que en ningún caso se otorgarán autorizaciones para llevar a cabo el traspaso o el arrendamiento de los inmuebles a favor de personas jurídicas, públicas o privadas, con o sin ánimo de lucro, o cuando el traspaso o el arrendamiento tenga como finalidad modificar el destino habitacional del inmueble.

Los casos de expropiación se regirán por la Ley N.° 7495, Ley de Expropiaciones, de 3 de mayo de 1995, que fue reformada integralmente por la Ley N.° 9286, de 11 de noviembre de 2014, sin que en estos el beneficiario deba reintegrar el monto del subsidio.

El plan propone además que los inmuebles que hayan sido financiados por medio del otorgamiento del bono de la vivienda, serán inembargables durante un plazo de diez años, contado desde la fecha de otorgamiento del subsidio mediante escritura pública. Esta inembargabilidad no se aplicará en cuanto al Banhvi, para los efectos de hacer exigible la devolución del bono familiar de vivienda, ni de las entidades autorizadas en cuanto a los créditos hipotecarios que hayan otorgado, con las autorizaciones del caso y con garantía sobre dichos bienes.

La diputada Nidia Jiménez, manifestó que el proyecto lo que hace es una regulación en el uso de la vivienda de interés social, pues es importante que no haya ningún tipo de corrupción.

“Es un mandato que el pueblo nos dio, que es alejarnos de todo proceso de corrupción, en lo que se refiere al uso de fondos públicos, al uso de aspectos de vivienda para hacer clientelismo o politiquería. El proyecto hace una legislación en la que se regule todo lo que se refiera a vivienda de interés social que no se traslade, no se venda, no se haga negoció de ningún tipo”, explicó la diputada Jiménez.

Carlos Hernández señaló que es importante que los recursos lleguen a los que realmente lo necesiten, que se haga un buen uso de la vivienda, que es algo que se ha venido señalando en el informe del Estado de la Nación.

2016 Derechos Reservados Asamblea Legislativa.