Reforma parcial de Ley de Transito por Vías Públicas Terrestre y Seguridad Vial

1 de junio del 2017 – Los diputados aprobaron en trámite de primer debate, el expediente 19636 Reforma parcial de la Ley 9078, Ley de Transito por Vías Públicas Terrestre y Seguridad Vial.

La iniciativa establece una multa de cerca de 280 mil colones a los conductores que se nieguen a realizarse la prueba de alcoholemia, así mismo el retiro de las placas de matrícula por parte de la autoridad de tránsito significará la inmovilización del vehículo y solamente serán devueltas por el Consejo de Seguridad Vial.

Las autoridades de tránsito “pueden someter a pruebas de alcoholímetros u otros dispositivos bajo control metrológico al conductor sospechoso de conducir bajo los efectos del licor o drogas ilícitas. Si el resultado de la prueba indiciaria diera positivo, a solicitud del conductor la autoridad de tránsito someterá a este a una segunda prueba conforme al protocolo establecido. El oficial entregará al sujeto sometido a este procedimiento un comprobante de la prueba del alcoholímetro o de otro dispositivo utilizado”.

La modificación establece además, una serie de reformas como la prohibición de circular para los vehículos que en los parabrisas cuenten con polarizado tipo espejo o limosina, salvo polarización de fábrica que permita la visibilidad de adentro hacia fuera y viceversa del ciento por ciento, o que se trate de viseras cuyas medidas serán establecidas mediante reglamento.

En la propuesta se otorga al Ministerio de Obras Públicas y Transportes un plazo máximo de dieciocho meses, contados a partir de la entrada en vigencia de esta ley, para poner en práctica las modificaciones.

Fuente: Asamblea Legislativa.