Propiedad Intelectual en Costa Rica: Antecedentes

Posted on 2015-10-01

La agricultura permitió la integración de Costa Rica al mercado mundial por medio del cultivo y la exportación del tabaco durante la segunda mitad del siglo 18 y durante la primera mitad del siglo 19. Sin embargo, el café se impuso en la década de 1830 y se convirtió en la principal expectativa de desarrollo para el país.

El interés en la siembra del café motivó al costarricense Miguel de Jesús Carranza Fernández, propietario de la primera imprenta instalada en el país, a reimprimir en 1835 el libro Consideraciones sobre el cultivo del café en esta isla, una obra escrita originalmente en Cuba por Alejandro Dumont en el año 1823.

La expansión de los cultivos del café en el Valle Central y las oportunidades de exportación exigieron mejores vías de comunicación. Así se amplió el camino hacia el puerto de Puntarenas por El Aguacate y cuando éste se tornó insuficiente después de algunas décadas, dio inicio la construcción del ferrocarril al Atlántico, cuya obra fue concluida en la década de 1890.

Estos avances en las vías de comunicación permitieron incrementar las exportaciones de café a Europa y Estados Unidos.

En 1883, un 81% de las exportaciones correspondían a las enviadas a Europa y un 17% correspondían a las enviadas a la Costa Este de Estados Unidos. Del 81% de las exportaciones hacia Europa, un 57% tenía como destino Londres, Gran Bretaña.

Por medio de la exportación del café, Costa Rica adoptó el sistema monetario remplazando el sistema de trueque que imperaba en el país. Costa Rica se integró así al mercado mundial lo cual permitió la importación de bienes, conocimientos y cultura desde Europa y Estados Unidos.

La actividad cafetalera en el país facilitó que muchos de los hijos de los cafetaleros fueran a estudiar a Europa y a su regreso trajeran conocimientos, cultura y casualmente deportes, tales como el fútbol en la década de 1870. Y en el ámbito profesional, en 1888 regresó a Costa Rica el primer ingeniero agrónomo graduado en el exterior, Enrique Jiménez Núñez.

Profesionales europeos también llegaron al país a finales de la década de 1880 y ejecutaron valiosas investigaciones dirigidas al cultivo del café. En 1887 vino a Costa Rica el ingeniero suizo Henri Pittier quien dirigió el Instituto Agronómico y el Instituto Físico Geográfico de Costa Rica.

Estos avances científicos y culturales demandaron nuevas leyes para proteger los derechos de los autores de los libros que difundían los conocimientos que emanaban en el país. Surge así en la década de 1890 una congruencia entre las exportaciones/importaciones, los conocimientos, la cultura y las leyes de Costa Rica.

Como resultado, las siguientes leyes, decreto y código establecieron lineamientos con respecto a derechos de autor y propiedad intelectual en Costa Rica a partir de 1896:

  • Ley Nº 40 del 27 de junio de 1896.
  • Decreto Nº 32 del 25 de mayo de 1948.
  • Artículo Nº 47 de la Constitución Política del 7 de noviembre de 1949.
  • Ley Nº 1568 de 1953.
  • Ley Nº 2834 del 17 de octubre de 1961.
  • Código de Comercio, libro segundo, título primero.

Transcurridos más de sesenta años después de la adopción de la ley Nº 40 de 1896, la ley Nº 2834 del 17 de octubre de 1961 reformó el artículo Nº 50 del siguiente modo:

“Artículo 50.- Los autores o propietarios de obras científicas, literarias y artísticas, depositarán cinco ejemplares de la misma, firmados, de los cuales se guardaran uno en la Dirección General de Bibliotecas Públicas, otro en la Biblioteca de la Asamblea Legislativa y el otro en la Biblioteca de la Universidad de Costa Rica”.

El artículo Nº 50 de la ley Nº 2834 determinó la cantidad de ejemplares a ser depositados por dueños o propietarios de las obras en las principales bibliotecas del país. El artículo además identifica tres tipos de obras: científicas, literarias y artísticas. Nótese el orden dado a los tipos de obras.

Las leyes, decreto y código que ofrecían lineamientos con respecto a derechos de autor y propiedad intelectual en Costa Rica fueron vigentes de 1896 a 1961 pero fueron derogados por el artículo Nº 161 de la ley Nº 6683 sobre Derechos de Autor y Derechos Conexos del 14 de diciembre de 1982:

“Artículo 161°.- Esta ley deroga, en lo pertinente, a la Nº 40 del 27 de junio de 1896, en lo que se refiere a propiedad intelectual; a la No. 1568 de 1953; al decreto No. 32 del 25 de mayo de 1948 y a la ley Nº 2834 de 1961, así como al capítulo nueve, sección sexta, del título primero, libro segundo del Código de Comercio, y a cualquier otra disposición que se le oponga.”

La Constitución Política del 7 de noviembre de 1949 aún ofrece la siguiente protección a autores por medio del artículo Nº 47:

“Artículo 47.- Todo autor, inventor, productor o comerciante gozará temporalmente de la propiedad exclusiva de su obra, invención, marca o nombre comercial, con arreglo a la ley.”

Bibliografía

Brignoli, H. P. (1997). Historia de Costa Rica, 1840-1940 Una Síntesis Interpretativa. San José: Convenio UNA/UNED.

Castro, Á. J. (2013). El Café en Costa Rica. San José: Editorial UCR.

Diputados, Asamblea Nacional Constituyente. (1949). Constitución Política del 7 de noviembre de 1949 y sus Reformas. San José.